ex_dones, el eslabón perdido entre el feminismo y el esperpento: 21-ago-2008

jueves, 21 de agosto de 2008

¿y nosotras somos obscenas?












Hace más de un año, en este instransitado teknofóbiko blog, intentamos colgar un inocente video de ex_dones y youtube nos lo censuró en pocas horas. A la corrala internétika mundial pareció molestarle una escena en la que yo penetraba -supuestamente- a mi compañera de piso y correrías, elena-urko, con un pepino. ¡Si hasta enfundamos la fálica fruta en un condón!
Da igual, nuestra antidiluviana "Siempre que vuelves a casa" fue tachada por ese foro de videocotilleo como obscena.
Obscena me parece a mi la televisión informativa en horario infantil.
Enchufo la pantalla líquida doméstica y veo a cuatrocientas becarias estúpidas y eufóricas, haciendo su agosto con el inmenso e inasumible dolor de quienes perdieron ayer día 20 a un ser amado en la pista de despegue de Barajas.
¿Cómo se atreven a invadir el momento más terrible en la vida de una persona con sus cámaras? No en mi nombre. Yo, que soy audiencia, que adoro la tele como cultura popular, que la detesto y me sitúo ante ella desde la misma adicción asumida, digo: no en mi nombre.
Han llegado a emitir imágenes de un cadáver semicububierto por una sábana metálica, un cuerpo indefenso del que pueden reconocerse perfectamente sus pies, sus zapatos...
Y, ¿el macabro recuento de pasajeros muertas ayer por la tarde en directo? 7, 20, 25, 50, 100...
Me duele inmensamente a mí, que no conozco ni a una de las personas que viajaban en aquel avión, ¿cómo debe sentirse quien esperase ansiosa datos sobre un ser querido?
Peor aún con los desesperados y anónimos supervivientes de un huracán, de un terremoto, de un incendio, de una bomba,... Cuanto más pobres, lejanas y oscuras son las gentes que sufren, menor es el respeto mediático a la dignidad de su desdicha.
¿Somos nosotras las obscenas, las guarras, las pornográficas?
¿Las que mostramos alegre y decididamente nuestros cuerpos desnudos, abiertos, gozosos, dilatados, dichosos y conscientes?
A mi me quitan un video en el que juego con una amiga. Y un menor de edad -muchas veces el marica o la bollo de la clase- no consigue que las brutales imágenes en las que es apaleada y humillada sean borradas de la red. Incluso son emitidas una y otra vez en los telediarios con la escusa de concienciar sobre la maldad juvenil. Y de paso se contribuye a reforzar los sistemas de control policiales y académicos, eso sí, sin restituir el honor de la víctima.
Yo no necesito ver la cara desencajada de una mujer que acaba de perder a su hija en un accidente aéreo. Y menos aún quiero verla si ella la esconde. Me ofende que turben su dolor, me irrita esa victimización secundaria con la que se daña su más que nunca valiosa intimidad.
Nosotras somos unas conejitas inocentes retozando en un prado txikipark en comparación con esas putas mediáticas carroñeras.
Como decía la mítica Rocío Jurado: SOIS DESTRUCTORES, ESO ES LO QUE SOIS...
Me licencié en periodismo, pero antes que incrustar un micrófono en la cara descompuesta de dolor de cualquier pobre desafortunada, mamaría las flácidas pollas de mil vejestorios.

Incluso gratis.